Los miembros de la asamblea de IAJU (Asociación Internacional de Universidades Jesuitas) se han desplazado desde la sede principal del encuentro, la Universidad de Deusto en Bilbao, al Santuario de Loiola, para asistir a una jornada cargada de momentos de gran significado institucional, simbólico y espiritual: el Padre General en Loyola, un discurso programático para las universidades, la creación en tan señalado lugar de la red IAJU, visita por primera vez para muchos jesuitas de todo el mundo a la Santa Casa y otros lugares ignacianos... sin olvidar las sesiones de trabajo por Conferencias dentro de la exigente agenda de la asamblea de IAJU. Muchas cosas, muy importantes y en el mejor lugar imaginable para vivirlas.

La conferencia del Padre General, "La universidad fuente de vida reconciliada", ha situado el compromiso universitario de la Compañía de Jesús en el marco de su misión de reconciliación y justicia, insistiendo en la necesidad de una fidelidad creativa que dé “respuestas novedosas a los retos de los tiempos que corren”.

Tras ello, se ha llevado a cabo la ceremonia de firma del acta constitutiva de la Asociación Internacional de Universidades Jesuitas. La han rubricado, en primer lugar, el padre General, Arturo Sosa SJ, y el secretario de la Compañía para la educación, Michael J. Garanzini SJ, tras lo cual han sido llamados al altar de la basílica para estampar su firma entre aplausos representantes de cada una de las Conferencias en las que se estructura la Compañía de Jesús.

Por la tarde, tras una eucaristía presidida por el Padre General Arturo Sosa, junto al Provincial de España, Antonio España SJ, y el rector del Santuario, Juan Miguel Arregui SJ, ha sido el momento de sacar la foto oficial de la Asamblea de IAJU en la escalinata del Santuario, poniendo el broche de oro a una jornada memorable.