El por qué la contemplación guiada: en la tarea por hacer un mundo para todos, necesitamos fortalecer las raíces, las motivaciones de nuestra dedicación.

Cómo aprender a mirar de otra manera la realidad para verla de modo novedoso.

Además para llevar adelante esta tarea, vivimos estresados, sin tiempo para pararnos y asimilar lo vivido, para tomar distancia e interiorizar...

Qué haremos: revivir, contemplar, saborear, actualizar, hacer nuestros algunos textos fundamentalmente del evangelio, textos que,

durante siglos han sido inspiración para quienes han dedicado su vida a la causa de la fraternidad humana; nos muestran qué hacer y sobre todo cómo hacer.

Los jueves a las 18:30 en la Capilla del Hermano Garate, en la Basílica de Loyola, estas invitad@ a compartir esta experiencia.